Tecnología RFID (PIT-tags) en el estudio de los movimientos de los peces

La tecnología RFID permite marcar individualmente los peces u otros organismos para hacer un seguimiento de sus movimientos, tanto con antenas fijas o móviles. Las marcas, llamadas PIT-tags implantan de forma intraperitoneal o intramuscular. Se pueden marcar un gran número de individuos (de cientos a miles) desde tamaños relativamente pequeñas (a partir de 5-6 cm).

 Esta tecnología tiene múltiples aplicaciones para la gestión de los ecosistemas fluviales, desde la evaluación de la eficiencia del paso de peces a través de obstáculos (escalas de peces, ascensores, rampas), o hacer un seguimiento de sus movimientos para identificar las áreas donde los peces buscan refugios térmicos o hidráulicos, acceso a zonas de desove, etc.